miércoles, 10 de agosto de 2011

Plomos de contrapeso oxidados

Los teclados de los pianos tienen, generalmente, contrapesos de plomo. Estos son pequeños cilindros que van insertados en las teclas según la necesidad. Pero ocurre en ocasiones que el plomo al oxidarse ( suele decirse en el gremio, que se "sulfatan", pero de ser así su alteración tendría que estar relacionada el ácido sulfúrico, y no lo es) se expanden sobrepasando el nivel de la madera de la tecla trabando las teclas entre sí y produciendo con posterioridad, al continuar aumentando su volumen, la fractura de la misma.






En estos casos se hace necesario extraer los plomos oxidados, luego, si existen fisuras, reparar la madera de la tecla y finalmente colocar plomos nuevamente.
                                                                                    

No hay comentarios:

Publicar un comentario